jueves, 23 de agosto de 2012

¿Cómo impactar en tu entrevista de trabajo?


La entrevista de trabajo es ese evento en el que todos deseamos impactar positivamente con la finalidad de ser los elegidos para ese puesto que tanto deseamos pero ¿Qué debemos hacer y qué no para lograr que nuestra entrevista sea exitosa?
Pues bien, está comprobado que, en sólo 3 segundos el entrevistador y el entrevistado se forman una opinión uno del otro y el 72% de las personas que consiguen un empleo es por haber sabido manejar una buena entrevista.


Por tal razón es indispensable cuidar los siguientes aspectos:

¿Qué ponerse?

No deja de ser importante nuestra imagen externa, pues con ella causaremos la primera impresión, por tal razón se debe vestir en forma sobria como por ejemplo un traje sastre o traje formal en color gris oscuro o azul marino. Caballeros: eviten el color negro (este tema lo hemos tratado en otros artículos).

Las mujeres, deben evitar escotes o maquillaje excesivo, peinados de salón o muy elaborados o llegar a la entrevista en sandalias o ropa de fiesta. 

Te recomiendo hacer una autoevaluación antes de salir a tu cita:
·         Uñas y cabello limpios y arreglados
·         Cuidar de no tener manchas y arrugas en la ropa
·         Color de la ropa neutro y apropiado
·         Zapatos bien lustrados
·         Perfume discreto
·         Accesorios discretos

La imagen de su currículo

Un currículo puede ser la puerta de entrada para esa entrevista, o bien, negárnosla por completo.

·   Cuida que esté bien presentado sin errores de ortografía y con una tipografía adecuada (evite cursivas o letras difíciles de leer) y un tamaño mínimo de 11.
·  
   Incluye una fotografía en la que tu vestimenta sea formal, por ejemplo, un saco nunca falla.  En el caso de las mujeres, por favor tomen en cuenta que formal no es de “fiesta” o “antro”.
·   
    Los datos personales que debes incluir son: Nombre, domicilio, lugar y fecha de nacimiento, teléfonos (casa y lugar donde puedan localizarnos) estado civil y edad.
·   
   Empleos del más reciente al más antiguo. Si son muchos empleos, incluye los últimos cuatro.
·   
    Educación, iniciando por el último grado de estudios, ya no es necesario incluir primaria y secundaria, salvo que sea su último grado de estudios.
·   
    Es importante señalar tus premios y reconocimientos profesionales
·   
    Evita incluir referencias. Si las incluyes, deben ser profesionales, como un ex – jefe o algún colega.
·   Idiomas y otros conocimientos o habilidades

    Un buen currículo puede resumirse en un máximo de una hoja u hoja y media.

¿Cómo desenvolverse?
·    
    ¡Llega temprano! al menos 5 minutos antes.
·  Al llegar ofrece inmediatamente la mano al entrevistador y saluda con un apretón de manos firme (aun entre mujeres) y sin exagerar la fuerza en el saludo.
·   
    Cuida que tu postura sea erguida y ¡Sonríe! Esto te hará proyectarte como una persona segura de sí misma.
·   
    Trata de usted al entrevistador o pide permiso antes de “tutearlo”
·   Evita masticar chicle o estar tocándote el cabello o las mangas de la camisa
·   Evita “dar feria de más”, es decir, no hables mal de tu trabajo anterior o de tu ex jefe. Muestra lo mejor de ti mismo y sé discreto

¿Qué contestar a las preguntas del entrevistador?

Estudia muy bien tu currículo y lleva respuestas a posibles preguntas. Como por ejemplo:

·   ¿Por qué te interesa trabajar en esa compañía? Conoce e investiga de ella y piensa en las habilidades o conocimientos que puedes aportar
·   Si te cuestionan tu edad, comenta que ese no es un impedimento para ti, sino que por el contrario, tu experiencia y/o actitud es un valor importante.
·  En cuanto a la maternidad, tampoco sientas vergüenza sino todo lo contario, pues este es el motor que te impulsará a cumplir con tus responsabilidades y a aportar lo mejor de sí misma
·  En cuanto a tu religión o preferencias sexuales, simplemente no te dejes intimidar y conteste educadamente que son situaciones personales que, por ningún motivo tienen influencia en tus capacidades profesionales.

Finalmente, agradece al entrevistador el tiempo ofrecido y despídete con el mismo apretón de manos, tu postura erguida, viéndolo a los ojos y con una sonrisa. Te aseguro que poner en práctica estas actitudes, te harán verte con seguridad y con una imagen impecable que causará una excelente impresión en el entrevistador.

Te deseo el mejor de los éxitos en su próxima entrevista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada